Nota de prensa de ANPE Aragón sobre la obligatoriedad de entregar los exámenes a los tutores


02 Jun, 2017




logo pequeño sindicato Aragón sin bandera

COMUNICADO DE PRENSA

EL pasado 17 de mayo, los centros educativos aragoneses de Primaria, Secundaria,

ESO, Bachillerato y FP, recibieron una instrucción informativa procedente de

la Dirección General de Planificación y Formación Profesional, que obliga a los

docentes a entregar copias de exámenes y trabajos corregidos, tanto a los alumnos

como a los tutores, "siempre y cuando la petición esté justificada dentro del proceso

de la evaluación del alumno" y presentando un escrito dirigido al director del centro.

Aunque según detallan desde el Gobierno de Aragón, este cambio de normativa se ha

llevado a cabo tras la petición realizada por la Defensora del Pueblo de Madrid y del

Justicia de Aragón y que está ya incluido en el currículo de Secundaria de la LOMCE,

ANPE quiere aclarar que las actuales normas de evaluación dejan claros los derechos

de los padres, que pueden revisar, personalmente, con el profesor, los exámenes y

trabajos de los alumnos. Los docentes deben informar habitualmente a las familias

sobre los procesos de aprendizaje, la marcha de la evaluación continua y sobre

objetivos, metodología y criterios de evaluación.

ANPE considera que obligar a entregar copia de exámenes y trabajos corregidos es un

exceso que no añade ningún nuevo derecho al que ya disfrutan las familias.

ANPE ha recordado en múltiples ocasiones que la implicación de las familias en la

educación de sus hijos es un derecho y una obligación de las mismas. Los docentes no

cesamos de animar a las familias a hacer uso de las tutorías regulares, periódicas y

frecuentes, y a su participación en los proyectos y actividades formativas de los centros.

La implicación en el proceso educativo que no se satisface con la mera revisión de los

exámenes; es mucho más.

Junto a esto, tengamos en cuenta que la posible difusión de exámenes y trabajos a

través del teléfono móvil o redes sociales, así como la filtración hacia academias

privadas puede entorpecer y mediatizar el proceso educativo que merece el máximo

respeto y apoyo.

A 1 de junio de 2017