• Destacada

Informe de la Mesa de Negociación del Personal Docente no Universitario del Ministerio de Educación y Formación Profesional


28 Sep, 2020

ASISTENTES:

  • Por el Ministerio: Secretario General técnico y miembros del Ministerio de Educación.
  • Por la parte sindical: ANPE, CCOO, STE, CSIF, UGT, CIGA y ELA.

 

1. VALORACIÓN DEL INICIO DEL CURSO 2020-2021

MINISTERIO: La valoración del inicio de curso ya fue realizada por la ministra y ahora nos trasladan las medidas en las que están trabajando con las Comunidades Autónomas. Entre ellas, la excepcionalidad de eximir del Máster de formación del profesorado en este curso en aquellas especialidades en las que no haya aspirantes disponibles con dicho requisito. Por otro lado, están trabajando en las modificaciones necesarias

 

ANPE:

Desde ANPE agradecemos esta reunión de la Mesa de Negociación, pero pedimos que esto no quede en un simple formalismo y haya continuidad en las reuniones de esta Mesa para ir analizando la evolución de la pandemia en los centros educativos y poder tratar todas las cuestiones que afectan al profesorado. Entre ellas las que plantearemos en esta reunión.

En lo que respecta a este inicio de curso queremos denunciar la falta de negociación y participación de los representantes del profesorado en las medidas para este inicio de curso. A propuesta de ANPE, hubo un compromiso de este Ministerio de educación, el pasado 19 de mayo, con los miembros de esta Mesa de Negociación para la constitución de un grupo de trabajo específico para negociar y consensuar medidas para una vuelta a las aulas de la forma más segura posible y responder a las carencias del alumnado durante el periodo de confinamiento y, sobre todo, planificar con tiempo suficiente el inicio del curso 2020/2021. Ni ese grupo se llegó a constituir, ni esta Mesa de Negociación se ha vuelto a reunir hasta hoy.

Como ya criticamos públicamente desde ANPE en su momento, la tardanza en la toma de decisiones y la incertidumbre que todo ello generó en la comunidad educativa ha marcado este inicio de curso, además de la nula participación del profesorado en el establecimiento de dichas medidas. Hasta el 27 de agosto, no se reunió la Conferencia Sectorial para establecer una serie de medidas de las cuales, las de carácter sanitario eran más o menos razonables, pero no se recogían medidas concretas de carácter organizativo y académico, como la reducción de ratios en los grupos de convivencia estable en todo el Estado o la obligatoriedad de mantener en todo caso la distancia mínima interpersonal en el resto de las aulas.

Todo esto retrasó la publicación de la normativa autonómica de inicio de curso e incluso el retraso del comienzo del mismo en alguna Comunidad Autónoma y, lo que es más preocupante, asistir a 17 inicios de curso distintos.

Pero además de lo anterior, hay una medida muy relevante que desde ANPE venimos años reivindicando y ahora, con la pandemia más aun, que es la incorporación a nuestros centros educativos del servicio de enfermería escolar que, además de las labores propias sanitarias que ayudarían, con una intervención inmediata en los centros educativos, a frenar el avance de la pandemia, se haría cargo también de la función de responsable COVID-19 del centro educativo, descargando de ese trabajo burocrático y de esa responsabilidad añadida al profesorado y a los equipos directivos.

Por otro lado, también se tardó en establecer el protocolo de medidas sanitarias necesarias y pautas de actuación a seguir en los centros educativos, por parte del Ministerio de Sanidad, cuyo documento definitivo no vio la luz hasta el 10 de septiembre, además de la tardanza en conocer el protocolo a seguir por MUFACE, para los funcionarios de carrera, que también se conoció comenzado el curso, con todo lo que ello ha conllevado.

Ahora tenemos pendiente de regular la educación a distancia y hay que trabajar en ello desde ya. Por ello el Ministerio debe consensuar con las CCAA unas medidas mínimas y comunes para todo el Estado y evitar desigualdades entre los territorios. Esas medidas deben contemplar:

  • La regulación de las condiciones laborales del profesorado, teniendo siempre como referente su horario lectivo.
  • Plataformas digitales en todas las CCAA para favorecer esta enseñanza a distancia, con formación en el uso de la misma al profesorado, alumnos y familias.
  • Dotación de medios informáticos y de conectividad a todo el profesorado y alumnado, pues esa será su herramienta de trabajo.

Todas las medidas que afectan a condiciones laborales del profesorado deben pasar por esta Mesa de Negociación.

En lo que respecta a la excepcionalidad de no exigir el Máster de formación del profesorado durante este curso en determinadas circunstancias, desde ANPE, en un momento excepcional como este, solo para este curso, y siempre en caso de que en una determinada especialidad no haya nadie dispuesto a trabajar con el Master en formación del profesorado (o que cumpla los requisitos para estar dispensado de tenerlo) estaríamos de acuerdo en que, excepcionalmente, puedan ocupar las plazas que haya libres en nuestros centros, de manera puntual, aquellos titulados universitarios cuya titulación le habilite para impartir una determinada especialidad. La otra alternativa sería dejar aulas con alumnos sin profesorado con todo lo que ello supone en un momento de emergencia como este.

Pero para todo ello, es necesario que se modifique la actual normativa estatal. Si dicha modificación normativa se produce, estos posibles aspirantes deberán ir siempre detrás de aquellos que si posean el Master. Además, su inclusión en las bolsas de trabajo actualmente establecidas en las CCAA debería ir condicionada a la obtención del título de Master en formación del profesorado.

Por otro lado, queremos aprovechar también para exigir de nuevo al Ministerio de Educación que homologue con una norma estatal básica las titulaciones para poder impartir, en régimen de interinidad, cada una de las especialidades de los cuerpos de enseñanzas medias y no dejarlo a criterio de las CCAA como viene siendo hasta ahora.

Por último, sobre la modificación de la actual estructura curricular de estándares de aprendizaje, desde ANPE estamos de acuerdo en dicha modificación que reduciría la excesiva burocracia a la que está sometida el profesorado además de la rigidez del currículo actual pero, para realizar todo esto, es necesaria la modificación de los actuales Reales Decreto de currículo y, lógicamente, debe contar con la participación de los representantes del profesorado.

MINISTERIO: Las organizaciones sindicales también participan en otros foros como el Consejo Escolar del Estado y siempre las tienen en consideración.

En esta reunión querían conocer la posición sindical y el punto de vista de las organizaciones sindicales sobre el inicio de curso.

Sobre las medidas que se están preparando se están realizando como excepcionalidad por la situación. Sobre la exención del Máster, solamente se nombrará a aspirantes sin ese requisito una vez se constate que no hay aspirantes disponibles, en una determinada especialidad, con el título de Máster de formación del profesorado y, en ningún caso, se integrarán en ninguna bolsa de trabajo, ni ordinaria ni extraordinaria.

ANPE: Desde luego que ANPE forma parte del Consejo Escolar del Estado, pero ese es un órgano consultivo en el que participa toda la comunidad educativa. El ámbito para negociar las condiciones laborales del profesorado es esta Mesa de negociación y no otro. Entre otras cosas, no se han negociado aún ni ha pasado por esta Mesa las Normas procedimentales del Concurso General de Traslados, que este año tiene carácter estatal, y no sabemos si se hará, pues ya el próximo lunes hay convocatorias de Mesas Sectoriales autonómicas en las que se van a tratar las convocatorias del CGT.

ANPE, el sindicado de la Enseñanza Pública.

Docentes como tú

28 de septiembre de 2020